El psicólogo forense se define como una de las ramas de la psicología judicial que se encarga del acompañamiento experto en las investigaciones policiales definiendo mediante el establecimiento de un perfil psicológico de los posibles actores o actor de un hecho punible al que se le atribuye la autoría de un delito.

La investigación forense en la rama de la psicología toma un papel muy importante en el esclarecimiento de un crimen en el que se toma como una referencia directa la escena en donde se ha cometido el hecho.

La función del psicólogo forense  se encamina al análisis de la escena, tomando fotografías y estableciendo patrones de conducta del hechor o hechores para luego modelar según el comportamiento un perfil psicológico del sujeto.

El aporte del Psicólogo Forense ha sido muy valorado en causas judiciales en las que la investigación previa y el análisis exhaustivo de pruebas, escena y el comportamiento determinan el rumbo de un proceso judicial

La psicología forense  trabaja en dos áreas principales como son el campo de la investigación criminal apoyando el trabajo de los detectives directamente desde la escena del crimen y lograr con esto encontrar al individuo o grupo de individuos que hayan cometido el acto criminal.

Ademas de la creación o análisis de perfiles psicológicos de personas que aún no cometen un delito o bien el análisis y creación de perfil para determinar quién pudo haber cometido el delito.

La psicología forense  implica para los expertos de esta rama, un reto que intenta tomar un lugar importante dentro de la investigación judicial, así como también en el acompañamiento y finalización de procesos judiciales.

.

 

Perito Psicólogo en Getafe

El área de la psicología forense es vital que tenga presencia en sistemas penitenciarios en donde los reos son recluidos por periodos prolongados, de igual manera en cada estación policial es de suma importancia la presencia de psicólogos forenses que tengan presencia en cada investigación criminal

La fiscalía o ministerio publico requiere de esta especialidad como medicina legal o medicina forense independientemente sean o no médicos y también debe de existir el acceso a esta especialidad como psicólogos forenses privados que acompañen a las víctimas con una investigación privada de un hecho perseguido penalmente.

El principal reto del perito psicólogo forense, es conducir una investigación criminal dentro de la psicología y su especialidad forense.

Para determinar con precisión los sucesos previos a la consumación de un delito o el establecimiento de un perfil psicológico del posible actor o la prevención mediante el análisis y seguimiento de conductas.

Además del acompañamiento durante la investigación criminal de un hecho perseguible judicialmente, el psicólogo forense, debe atestiguar y dar sus conclusiones en lenguaje comprensible por la audiencia de un proceso judicial y que proporcione una visión más clara de los acontecimientos que pudieron dar origen a la ejecución del hecho

Durante un juicio, el psicólogo forense , hace la presentación del perfil psicológico del implicado o implicados, dando a conocer las posibles causas que llevaron a la consumación del hecho.

Por lo general, la intervención de un psicólogo forense en una causa penal no es relativas a cuestiones meramente psicológicas sino a cuestiones legales en las que se solicita la opinión experta sobre la competencia del implicado para someterse a juicio.